La muerte de una madre
La tristeza, el vacío, la soledad, el desamparo, la vulnerabilidad, etc… que sintió Bambi ante la muerte de su madre, nos impactó a muchos que eramos niños en aquel momento.  El dolor era tan tremendo que si mirabas alrededor casi todos llorabámos, daba igual si eras niño o adulto.
Años después Disney vuelve a enfrentarnos a la muerte.   Simba es pequeño y muere su padre.  Al crecer Simba, Mufasa le recuerda quién es, y le obliga a dejar de esconderse y a asumir  su responsabilidad de vida por ser hijo de quién es.
En ambas situaciones la pena es enorme, pero la sensación de responsabilidad también.
Jesucristo se enfrentó a la muerte por ser Hijo de Dios, por eso en el momento de su muerte casi todos sentimos que se liberó de este mundo ingrato.
Los humanos vivimos la muerte como una desgracia y en muchas ocasiones es el comienzo de una depresión.  Sentimos que dejamos a nuestros padres, a nuestros hijos, a nuestros amigos etc…. sin embargo, la muerte simplemente es un viaje.
Mufasa le relata a Simba en un momento de la película que estaba muerto de miedo pensando que lo perdía.  Todos entendemos ese momento.  Casi todos nos enfrentamos a la muerte de la misma manera.  Hablando de la muerte, Mufasa le dice:
Mira a las estrellas, los grandes Reyes del pasado están ahí vigilando.  Cuando te encuentres solo, recuerda que esos Reyes siempre estarán ahí para guiarte y también estaré yo.
Hay más como “La Cenicienta”, “Peter Pan” ….pero en todas Disney nos deja una inmensa seguridad en uno mismo, que es lo que todos deberíamos de sentir.
Hakuna Matata, no worries, no hay problema es en el idioma suajili, del este de Africa.