Ana Gimenez

Publicar esquela » Esquelas » Girona » Ana Gimenez
Ana Gimenez 2018-10-22T06:30:44+00:00

Project Description

Ana Gimenez

Un hombre de 53 años, Antonio Jiménez, mató a tiros a su expareja, Ana Giménez, de 48 años, y atropelló a una de sus hijas, que resultó herida grave, en Sant Joan les Fonts (La Garrotxa, Girona)

Falleció en el día 6 de Octubre.

El 6 de octubre en Sant Joan les Fonts (La Garrotxa, Girona): Ana Giménez
Un hombre de 53 años, Antonio Jiménez, mató a tiros a su expareja, Ana Giménez, de 48 años, y atropelló a una de sus hijas, que resultó herida grave, en Sant Joan les Fonts (La Garrotxa, Girona). El presunto autor del crimen logró huir y la policía catalana localizó su cuerpo sin vidaen Montagut (Girona). Durante muchos años, explican desde el entorno de la mujer, guardó “silencio” y tuvo “miedo”, pero hace un mes dio el paso de denunciar a su marido y tenía una orden de alejamiento. Hace semanas, los Mossos y los Bomberos entraron en la casa familiar y requisaron 200 litros de gasolina. Antonio había amenazado con quemar la casa con su mujer y sus hijas dentro.

Esta es una necrológica de Ana Gimenez publicada debido a su fallecimiento el 6 de Octubre en . Para contribuir a su obituario o para enviar condolencias a la familia de Ana Gimenez, por favor escribe un comentario debajo.

Enviar esta esquela por email

Un comentario

  1. Fernando Toledo 18 octubre, 2018 en 6:48 pm - Responder

    Familia de Ana Giménez. Nos enteramos del fallecimiento de su ser querido. En mi nombre y en el de mi familia, nos unimos a vuestro dolor y os enviamos nuestro apoyo más sincero en estos momentos tan duros para vosotros. Algunas personas e instituciones procuran dar alivio a la gente. Pero aunque sus palabras amables sean de agradecer y su ayuda material cubra necesidades inmediatas, el único que puede revertir todos los daños y disponer lo necesario para que tales desgracias jamás se repitan, es Jehová el Dios verdadero. la Biblia dice de el: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo, que nos consuela en toda nuestra tribulación, (2 Corintios 1:3, 4). La muerte Irrumpe en nuestras vidas con una fuerza arrolladora, a menudo sin previo aviso, arrancando de nuestro lado a quienes más amamos. Nadie se escapa de sus garras. Pero la promesa de Dios de la resurrección dice que la muerte será reducida a nada (1 corintios 15:26). cuando Jesús estubo aquí en la tierra le dolía en el corazón ver sufrir a la gente. Por ejemplo, cuando vio el dolor que sentían los familiares y amigos de Lázaro por su muerte, lloró. Y eso que sabía que lo iba iba a resucitarlo, Jesús es “la representación exacta” del Creador (Heb. 1:3). Por eso, sus milagros nos enseñan que su Padre también desea borrar de la Tierra el dolor que ocasionan la enfermedad y la muerte. En el pasado, Jesús resucitó a algunas personas. Pero pronto él y su Padre resucitarán a muchísimas más, como él mismo aseguró: “Viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán”, deseo que estas palabras le reconforten

Deja tu comentario