Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Entradas
  • Mercedes Satrustegui
    Invitado
    Número de entradas: 447

    Parece haber una tendencia en Europa a favor de legalizar la Eutanasia. Varios países la están aprobando y muchos otros están debatiéndolo en sus respectivos parlamentos. Creo que tiene sentido debatirlo y legislarlo, ya que no deberíamos obligar a las personas a sufrir innecesariamente, pero me surgen muchas dudas como, por ejemplo, ¿qué opina la iglesia al respecto?, ¿se está seguro siempre que es verdaderamente la voluntad del paciente? (en muchos casos, el paciente puede estar tan mal que no sea capaz de articular bien sus pensamientos), ¿qué pasa si cambia de opinión? (cambiar de no querer morir a sí quererlo se puede gestionar, pero el camino inverso puede ser más complicado), ¿cuáles deben ser las condiciones que se deben cumplir para poder proceder a la eutanasia?
    Como ven, creo que hay muchos interrogantes de difícil respuesta que creo que deberían abordarse para legislar sobre un tema tan delicado e irreversible como es la muerte.

    Patricia Larrinaga de Luis
    Invitado
    Número de entradas: 447

    Lo que yo pienso es que la eutanasia se está mal interpretando. Nadie quiere morir, lo único es que actualmente se muere con dolor y eso es algo que nadie quiere

    Citlalli Alvarado
    Invitado
    Número de entradas: 447

    En mi muy humilde opinión, creo que es más importante lo que Jehová Dios piensa a este respecto, pues somos su creación y es Él quien nos ha dado el regalo de la vida.(Salmo 36:9)

    ¿Qué dice la Biblia sobre la eutanasia?
    La Biblia no trata el tema directamente. Sin embargo, lo que menciona sobre la vida y la muerte nos ayuda a tener un punto de vista equilibrado. Según la Biblia, está mal ponerle fin a una vida, pero eso no significa que haya que recurrir a medidas extremas para prolongar el proceso de la muerte.

    La Biblia dice que Dios es nuestro creador, “la fuente de la vida” (Salmo 36:9; Hechos 17:28). La vida es muy valiosa para él, y por eso condena el asesinato, tanto si le quitamos la vida a alguien como si nos quitamos la nuestra (Éxodo 20:13; 1 Juan 3:15). Además, la Biblia indica que debemos tomar precauciones razonables para proteger nuestra vida y la de los demás (Deuteronomio 22:8). Está claro que Dios quiere que valoremos el regalo de la vida.

    ¿Y si se trata de un enfermo terminal?
    La Biblia no justifica que se ponga fin a la vida de una persona, ni siquiera cuando su muerte es inminente o inevitable. El ejemplo del rey Saúl de Israel da prueba de ello. Cuando lo hirieron mortalmente en una batalla, le pidió a su escudero que lo ayudara a quitarse la vida (1 Samuel 31:3, 4). El escudero se negó, pero tiempo después otro hombre dijo que él había ayudado a Saúl a cumplir su deseo, aunque era mentira. David condenó a ese hombre por derramamiento de sangre, pues veía ese asunto igual que Dios (2 Samuel 1:6-16).

    ¿Hay que prolongar la vida a toda costa?
    En la Biblia no se dice que haya que alargar la vida de una persona si está claro que su muerte es inminente. Por el contrario, ofrece un punto de vista muy equilibrado. La muerte es nuestro peor enemigo, la consecuencia del pecado que hemos heredado (Romanos 5:12; 1 Corintios 15:26). Aunque no deseemos morir, tampoco debemos temer a la muerte, ya que Dios promete que resucitará a quienes han fallecido (Juan 6:39, 40). Las personas que respetan la vida buscan el mejor tratamiento médico posible. Ahora bien, eso no implica elegir tratamientos que se limiten a alargar una vida que está llegando a su fin.

    ¿Es el suicidio un pecado imperdonable?
    No, la Biblia no menciona el suicidio cuando habla de los pecados imperdonables. Y, aunque se trata de un pecado grave, * Dios entiende perfectamente que hay factores que pueden hacer que alguien tenga tendencias suicidas, tales como las enfermedades mentales, el estrés extremo o incluso la propia genética (Salmo 103:13, 14). Mediante su Palabra, Dios consuela a las personas que están angustiadas. Además, la Biblia promete que “va a haber resurrección así de justos como de injustos” (Hechos 24:15). Esto muestra que también pueden resucitar quienes han cometido errores graves, incluidos quienes se suicidan.

    Salu2
    alec2004@hotmail.com

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
Respuesta a: Responder #76746 en Debate sobre la Eutanasia o suicidio asistido
Tu información: