Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Entradas
  • Matías Ruiz
    Invitado
    Número de entradas: 444

    Para un trabajo de la universidad, me gustaría recabar información sobre la reencarnación. En qué consiste exactamente y cómo funciona? En qué culturas se cree en la reencarnación? Se cree de la misma forma en todas las culturas que creen en ella o hay matices entre ellas? Me parece un tema fascinante y me encantaría saber qué pensáis sobre ella.

    Patricia
    Superadministrador
    Número de entradas: 35

    Totalmente de acuerdo. El otro día en una clase de filosofía aprendí que Pitágoras paseaba con un perro y le hablaba como si de un amigo se tratara. Decían también qué Pitágoras recordaba todas sus reencarnaciones y que estaba convencido de haber sido Euforbo a quién mató Menelao, en la Guerra de Troya y sobre quién Homero habló en su Iliada.

    Citlalli Alvarado
    Invitado
    Número de entradas: 444

    Su origen y fundamento

    La enseñanza de la reencarnación exige que el alma sea inmortal. Por consiguiente, para hallar el origen de la reencarnación hay que rastrearlo hasta los pueblos o naciones que tenían tal creencia. Por ello, algunos creen que se originó en el antiguo Egipto. Otros sostienen que tuvo su inicio en la antigua Babilonia. A fin de dar prestigio a la religión babilónica, su sacerdocio desarrolló la doctrina de la transmigración del alma. Así podían alegar que sus héroes religiosos eran reencarnaciones de antepasados distinguidos que murieron tiempo atrás.

    Sin embargo, fue en la India donde la creencia de la reencarnación floreció plenamente. Los sabios hindúes luchaban por explicar los problemas universales de la maldad y el sufrimiento entre la humanidad. ‘¿Cómo pueden conciliarse estos males con el concepto de un Creador justo?’, se preguntaban. Intentaban hallar una solución al conflicto entre la justicia de Dios y las calamidades imprevistas y desigualdades del mundo. Con el tiempo, formularon “la ley del karma”, la ley de causa y efecto: ‘cualquier cosa que el hombre siembre, eso segará’. Elaboraron un ‘balance’ detallado en el cual los méritos y deméritos de una vida eran recompensados o castigados en la siguiente.

    “Karma” significa sencillamente “acción”. Se dice que un hindú tiene buen karma si se somete a las normas religiosas y sociales, y mal karma si no lo hace. Su acción, o karma, determina su futuro en cada renacimiento sucesivo. “Todo hombre nace con un patrón de personalidad que es consecuencia principalmente de sus acciones en vidas anteriores, aunque sus características físicas se deban a factores hereditarios —dice el filósofo Nikhilananda—. Cada uno es arquitecto de su propio hado, constructor de su propio destino.” Sin embargo, la meta final consiste en liberarse de este ciclo de transmigración y unirse a Brahmán: la realidad suprema. Existe la creencia de que esto se logra procurando alcanzar una conducta social aceptable y un conocimiento especial del pensamiento hindú.

    Así pues, la enseñanza de la reencarnación tiene como fundamento la doctrina de la inmortalidad del alma, y la elabora utilizando la ley del karma. Veamos lo que dice respecto a estas ideas la Palabra inspirada de Dios, la Biblia.

    ¿Es inmortal el alma?

    A fin de contestar esta pregunta, dirijámonos a la mayor autoridad sobre el tema: la Palabra inspirada del Creador. En el mismo primer libro de la Biblia, Génesis, aprendemos el significado exacto del término “alma”. Respecto a la creación del primer hombre, Adán, la Biblia dice: “Jehová Dios procedió a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente”. (Génesis 2:7.) Es evidente que el hombre no tiene alma, sino que es un alma. La palabra hebrea que se usa en este texto para alma es né·fesch. Aparece unas setecientas veces en la Biblia y nunca se refiere a una parte separada e inmaterial del ser humano, sino siempre a algo tangible, físico. (Job 6:7; Salmo 35:13; 107:9; 119:28.)

    ¿Qué le sucede al alma al sobrevenir la muerte? Considere lo que le sucedió a Adán al morir. Cuando este pecó, Dios le dijo: “[Volverás] al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás”. (Génesis 3:19.) Piense en lo que eso significa. Antes de que Dios lo creara del polvo, Adán no existía. Después de morir, Adán volvió al mismo estado de inexistencia.

    Dicho sencillamente, la Biblia enseña que la muerte es lo contrario de la vida. En Eclesiastés 9:5, 10, leemos: “Los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto, ni tienen ya más salario, porque el recuerdo de ellos se ha olvidado. Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas”.

    Esto significa que los muertos no pueden hacer ni sentir nada. Ya no tienen pensamiento alguno, ni pueden recordar nada. El salmista dice: “No cifren su confianza en nobles, ni en el hijo del hombre terrestre, a quien no pertenece salvación alguna. Sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos”. (Salmo 146:3, 4.)

    La Biblia muestra claramente que al acaecer la muerte, el alma no pasa a ningún otro cuerpo, sino que muere. “El alma que peca… ella misma morirá”, dice la Biblia enfáticamente. (Ezequiel 18:4, 20; Hechos 3:23; Revelación [Apocalipsis] 16:3.) Por consiguiente, la doctrina de la inmortalidad del alma —el mismo fundamento de la teoría de la reencarnación— no tiene apoyo alguno en las Escrituras. Sin ella, la teoría se desmorona.

    Salu2
    alec2004@hotmail.com
    http://www.jw.org

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
Respuesta a: Sobre la reencarnación
Tu información: