La calavera Catrina es uno de los símbolos más reconocidos de Mexico.  El artista mexicano José Guadalupe Posada, famoso por sus grabados, representó la muerte como un esqueleto vestido de manera elegante.   Así nació La Catrina, una figura emblemática del Día de Muertos mexicano.

A los mexicanos no les gustaba el día de Hallowen y decidieron crear el día de los muertos a su manera.  Quiseron que fuera un día feliz, lleno de luz y alegría.    De esta forma, ese día todas las cantinas se llenan de gente recordando la manera de vivir de sus muertos, sus bebidas, su comida, su plan favorito.  Para ello, desde pequeños educan a sus hijos entre calaveras.  Es difícil no encontrar una en algún hogar mexicano.  Hasta existen dibujos animados que parten de la muerte de un ser querido.  Desde luego, han conseguido no dramatizar los esqueletos.

Octavio Paz, premio Nobel de Literatura, decía:   “Nuestro culto a la muerte es culto a la vida”

Os dejo un artículo en que explica las 11 razones por las que México vive la muerte como ningún otro país.

Y otro que nos cuenta la historia de la Calavera Catrina